Revelan la relación entre la longevidad de los padres y la de los hijos

Los investigadores afirman que la tasa de mortalidad de aquellas personas cuyos progenitores vivieron más de 65 años es hasta un 16,5% menor por cada década extra que vivieron sus padres.

 

La cantidad de años que viven los padres está directamente relacionada con la expectativa de vida de los hijos, e incluso permitiría deducir la calidad de vida que estos tendrán cuando alcancen la tercera edad.

Así lo arrojó un reciente estudio de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, reseñado por  “El País”, donde se analizaron distintas variables de medición e investigación para determinar la relación exacta entre la longevidad de los padres y la de sus hijos.

Los resultados indicaron que, mientras más vivan los progenitores, mayores posibilidades tendrán sus hijos de llegar a una edad avanzada en buena salud.

La doctora Janice Atkins, responsable de la investigación, informó que los estudios indicaron que por cada año adicional la tasa de algunas enfermedades disminuye en la siguiente generación.

“Se trata del mayor estudio que muestra que, cuánto más vivan tus padres, tendrás más probabilidades de llegar a los 60 y los 70 en buen estado”, apuntó la doctora Atkins.

Sobre la metodología del estudio, se informó que se seleccionó a 181.151 británicos durante ocho años, con edades comprendidas entre 55 y 73 años, y se les preguntó a qué edad habían fallecido sus padres. A partir de este dato fueron controlando sus estados de salud.

Las investigaciones indicaron que si bien factores como el tabaquismo, el sedentarismo, la obesidad y los problemas de hipertensión siempre inciden en la salud, una vez estos son controlados la relación entre padres e hijos con mayores expectativas de vida se mantenía.

La doctora Atkins aclaró sin embargo que, si una persona se expone a grandes factores de riesgo, estos pesarán más sobre su salud que la edad de sus padres.

 

Enfermedades más recurrentes

 

El estudio también indaga sobre las enfermedades cuya aparición está más estrechamente relacionada con la longevidad de los padres.

Unas de ellas son las afecciones cardiacas, que pueden reducirse hasta un 20% si alguno de los padres ha alcanzado los 80 años.

Sobre enfermedades como el cáncer, la anemia o el asma, las incidencias eran bajas para ser tomadas como significativas en el momento de cotejar las correlaciones.

En el estudio también se evidenció el factor hereditario de padres a hijos de algunos aspectos que inciden en una mayor expectativa de vida. Una buena dieta, constante actividad física y un entorno saludable ayudan a transmitir a nuestras futuras generaciones mayor esperanza de vida.

OTROS TEMAS

Estudio: Ejercicio ayuda a adultos con problemas de memoria

FUENTE: sandiegouniontribune.com

Una nueva investigación sugiere que bastaría una rutina sencilla de ejercicios para ayudar a las personas mayores con problemas de memoria. Los médicos han dicho desde hace mucho tiempo que la actividad física ayuda a mantener sano el cerebro. Pero el estudio financiado por el gobierno estadounidense se basa en las pruebas más prolongadas para determinar […]

Leer Más

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más