Recomendaciones para la tercera edad

Es importante tener en cuenta que si bien las necesidades calóricas disminuyen con la edad avanzada, el requerimiento de nutrientes esenciales son similares a los de un adulto. Más aún en aquellas personas que presentan enfermedades propias de la edad, infecciones, trastornos digestivos o realizan tratamientos con determinados medicamentos.

Los siguientes son algunos de los factores a considerar en el momento de planificar un programa de alimentación ajustado a las necesidades de la tercera edad:

– Alteraciones digestivas. Producto de una reacción normal de los jugos gástricos. Esto dificulta también en la absorción de nutrientes, en especial de algunas vitaminas y minerales.

– Dentadura inadecuada: una gran proporción de adultos mayores tiene la dentadura incompleta o prótesis que le impiden masticar adecuadamente los alimentos. Esto dificulta la función digestiva.

– Pérdida de apetito: como consecuencia de la disminución de los sentidos del gusto y el olfato. Disminuye también la saliva, lo cual produce cierta sequedad en la boca.

– Hábitos alimentarios: en general los adultos mayores mantienen costumbres muy establecidas. En este sentido será necesario modificar de a poco aquellos hábitos que haya que cambiar para lograr una buena alimentación.

– Situación social y económica: los adultos mayores que viven solos y no cuentan con la atención de su familia pueden sentirse desmotivados y carecer de medios para realizar una alimentación saludable. Se ha comprobado que las personas mayores tienen más apetito cuando se sienten acompañados.

Así, durante la vejez conviene: comer  varias veces por día pequeñas raciones. Aumentar el  consumo de fibras: cereales integrales (pan, arroz y galletitas integrales), legumbres, frutas y hortalizas. Incrementar el consumo de alimentos ricos en calcio (leche, yogurt, leche cultivada, descremadas); beber por lo menos dos litros de líquidos (agua, soda, jugos, caldos, infusiones, gelatinas) y disminuir el consumo de grasas y colesterol (evitar el exceso de quesos duros, carnes grasas, fiambres, embutidos, yemas de huevo, frituras, manteca, crema, productos de confitería).

OTROS TEMAS

Así afecta el consumo de lácteos en caídas y fracturas

FUENTE: mundodeportivo.com

El aumento de la ingesta de alimentos ricos en calcio y proteínas, como la leche, el yogur y el queso, reduce un 33% el riesgo de sufrir caídas y las fracturas en personas mayores, según ha descubierto un ensayo controlado aleatorio que ha sido publicado en la revista The BMJ. Según explican los investigadores, este estudio es uno de los primeros que ha […]

Leer Más

Cinco consejos para mantenerse sano a medida que envejeces

FUENTE: mundodeportivo.com

Cada vez vivimos más. Una investigación publicada en Nature Communications en mayo de 2021 encontró que de 120 a 150 años es el “límite absoluto de la esperanza de vida humana”. En este caso, los investigadores querían conocer la rapidez con la que se deteriora el cuerpo, que puede coincidir o no con la edad cronológica de la persona. […]

Leer Más