Recomendaciones para evitar el golpe de calor en personas mayores

Las personas mayores deben cuidarse especialmente en los días de altas temperaturas, en los que las condiciones pueden generar consecuencias y malestares tales como deshidratación, piel seca, roja y caliente, pulso rápido y fuerte, náuseas, calambres y pérdida del conocimiento, que puede llevar, en casos extremos, al coma y la muerte.

 

Golpe de calor: qué es y cuáles son los síntomas

El golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo por exposición a altas sensaciones térmicas. Puede ser provocado por una estancia prolongada al sol o por la realización de ejercicios vigorosos en ambientes con poca ventilación o muy calurosos.

Estas situaciones de mucho calor pueden llevar a que la persona sufra una rápida pérdida de líquido y sales corporales que son esenciales para la vida. Un cuadro así puede dar lugar a una deshidratación, lo que daña el buen funcionamiento del organismo y genera diversos síntomas. Según especialistas, algunos de los signos físicos son:

  • Sed y boca pastosa o seca.
  • Aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal.
  • Sudoración excesiva.
  • Sensación desofoco.
  • Disminución de la sensación de orinar.
  • Desmayos, mareos o convulsiones.
  • Piel seca.
  • Náuseas y/o falta de hambre.
  • Dolor de cabeza o embotamiento.
  • Confusión.

La deshidratación puede suceder en cualquier grupo etario, pero tienen más probabilidad de padecerlo, y aún en formas más graves, los adultos mayores y los niños.

A su vez, en el caso de las personas mayores, la regulación del agua, sales y temperatura se modifican con el envejecimiento. También puede suceder que la sensación de sed esté disminuida y la liberación de calor ante temperaturas extremas sea más lenta e inadecuada. Por eso el control de la temperatura corporal es menos preciso y se necesitan temperaturas muy altas para que la persona reconozca el calor.

Esto es lo que pone en riesgo a la persona mayor, fundamentalmente a los más frágiles, de más de 75 años, ya que pueden llegar rápidamente a la deshidratación por tener dificultades para reconocer las altas temperaturas y, por lo tanto, no tomar la cantidad de líquido necesario para esas circunstancias.

El golpe de calor se da en el momento del sofoco (agudo) o con el correr de los días (subagudo). Lo que debemos hacer cuando sospechamos que estamos sufriendo esta situación es actuar rápidamente bajando la temperatura corporal con una ducha de agua fríapaños fríos o hielo. Además, iniciar la rehidratación por boca con agua en pequeñas cantidades y llevar a la persona, que quedará en reposo, a un lugar fresco y con buena circulación de aire. Frente a estas situaciones, están contraindicados los medicamentos para bajar la temperatura.

Además, es importante poder prevenir el golpe de calor y, para eso, es fundamental seguir algunos consejos:

  • Ingerir abundante líquido.
  • Ofrecer líquido a los adultos mayores de forma constante.
  • Comer frutas y verduras.
  • No abusar del té, café o bebidas cola.
  • Evitar bebidas muy calientes.
  • Evitar la ingesta de alcohol.
  • Usar ropa de algodón, clara y holgada.
  • Darse baños frecuentes.
  • Evitar la exposición solar.
  • Elegir una estancia en lugares frescos y ventilados.

Siguiendo estas indicaciones, se podrá evitar con éxito el golpe de calor en nuestras personas mayores, cuidando y preservando su buena calidad de vida.

 

Por último, aconsejan que las personas mayores eviten momentáneamente la realización de actividad física de forma prolongada y la exposición al sol, sobre todo entre las 10 y las 16 horas.

OTROS TEMAS

Así afecta el consumo de lácteos en caídas y fracturas

FUENTE: mundodeportivo.com

El aumento de la ingesta de alimentos ricos en calcio y proteínas, como la leche, el yogur y el queso, reduce un 33% el riesgo de sufrir caídas y las fracturas en personas mayores, según ha descubierto un ensayo controlado aleatorio que ha sido publicado en la revista The BMJ. Según explican los investigadores, este estudio es uno de los primeros que ha […]

Leer Más

Cinco consejos para mantenerse sano a medida que envejeces

FUENTE: mundodeportivo.com

Cada vez vivimos más. Una investigación publicada en Nature Communications en mayo de 2021 encontró que de 120 a 150 años es el “límite absoluto de la esperanza de vida humana”. En este caso, los investigadores querían conocer la rapidez con la que se deteriora el cuerpo, que puede coincidir o no con la edad cronológica de la persona. […]

Leer Más