Problemas de movilidad en la tercera edad ¿Qué debes saber sobre ello?

Es natural que las personas de la tercera edad presenten problemas de movilidad. Sin embargo, es posible poner en práctica algunos consejos muy sencillos para que los adultos mayores se mantengan más activos y puedan gozar de una mejor calidad de vida, independientemente de lo avanzado de sus edades. Existen muchas causas que pueden generar problemas de movilidad, tales como caídas o problemas de salud de desgaste. Es importante conocer las causas para poder tratarlas junto a un especialista de forma efectiva.

 

¿Cuáles son los problemas de movilidad en la tercera edad?

A medida que las personas envejecen, van presentando diferentes problemas de movilidad. Las razones de ello pueden ser muy variadas; sin embargo, es natural comenzar a perder masa muscular y con ello tener más dificultad al momento de movilizarse. La pérdida de musculatura se da también en aquellas personas que son activas y realizar ejercicio, aunque el porcentaje es un poco menor.

 

La pérdida del tono muscular comienza a los 30 años, pero no es sino hasta la vejez que comienzan a sentirse sus efectos. En este sentido, la comunicación entre el músculo y el cerebro es clave, ya que las células encargadas de indicarle al cerebro que debe hacer movimientos se reducen a medida que la persona envejece.

 

Además del problema natural del envejecimiento, hay otras causas y problemas de salud que pueden sumarse a ello. Osteoporosis, artritis, lesiones en las rodillas, desgastes en la columna, enfermedades como Parkinson, entre muchas otras. También se pueden generar lesiones causadas por accidentes ocurridos tanto en la vejez como cuando la persona era más joven.

 

Cómo mejorar la movilidad en la tercera edad

Si la persona todavía no ha llegado a la tercera edad, puede comenzar por aplicar cambios en su rutina diaria de forma preventiva. Si, por el contrario, ya se encuentra en esta etapa, también puede incorporar nuevos hábitos que lo llenen de energía. En todo caso, es fundamental mantener una alimentación saludable en donde se incluyan todos los alimentos, pero de forma equilibrada.

A la alimentación se le pueden agregar, previa consulta con el médico, complementos nutricionales que ayuden a mantener y a recuperar la masa muscular. Otro aspecto importante es que la persona se mantenga activa y para ello bastará con que salga a caminar todos los días durante 30 minutos como mínimo.

 

El control del estrés también es un punto clave. Para ello, lo mejor es alejarse de las noticias y dedicarse a hacer actividades que le guste: leer, juntarse con los amigos, reunirse con la familia. Otra buena idea es inscribirse en actividades especiales que ayuden a la relajación, tales como meditación,  natación y yoga para personas de la tercera edad.

Por supuesto, a todo lo anterior se le suma el ir al médico para los chequeos regulares y por supuesto, mantener un estilo de vida saludable y energía positiva. En todo caso, la familia es muy importante para mantener el ánimo en alto y para impulsar a la persona a mantenerse activo.

OTROS TEMAS

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más

Diez consejos para envejecer con un sistema inmune sano y fuerte

FUENTE: geriatricarea.com

Se trata de una serie de consejos prácticos enmarcados dentro de la campaña “Inmunofitness” y dirigidos a lograr que, a pesar del paso de los años, el sistema inmune sigan gozando de una buena salud y poder tener la mejor calidad de vida posible. Los 10 consejos son estos: Cuidar la alimentación es fundamental para […]

Leer Más