Los ejercicios físicos son necesarios para nuestro cerebro

Hasta hace pocos años se consideró a nuestros cerebros como incapaces de desarrollar nuevas neuronas, pues al alcanzarse la adultez se detiene el desarrollo neuronal y ya en la tercera edad se comienzan a perder neuronas trayendo por consecuencia enfermedades mentales degenerativas como al Alzheimer.

 

La atrofia del hipocampo, parte fundamental del cerebro, está ampliamente vinculada con la pérdida progresiva de la memoria durante el envejecimiento humano normal y se produce principalmente en personas sufrientes de enfermedades neurodegenerativas como el ya mencionado Alzheimer.

 

Unos beneficiosos descubrimientos

Pero en un maravilloso experimento realizado en la década de 90 y utilizando ratones, hubo sorpresas cuando esos animalitos, al correr sobre una rueda, produjeron el nacimiento de nuevas neuronas en el hipocampo, una parte del cerebro vinculada con la memoria. Estos experimentos en estos roedores incentivaron el impulso inicial para profundizar aún más en investigar cómo el ejercicio podría neutralizar esta disminución. Posteriormente, otros estudios donde se ha seguido la misma línea, determinaron que el ejercicio también tiene muy buenos efectos en el cerebro de nosotros, los seres humanos, sobre todo a medida que envejecemos, y hasta puede ayudar a disminuir el riesgo de Alzheimer y otras afecciones neurodegenerativas. Se llegó más lejos al relacionar estos maravillosos efectos con la producción de una proteína llamada factor neurotrófico y actuante sobre el cerebro, produciéndose esta bendita sustancia en todo el cuerpo, cerebro incluido, y estimula tanto el crecimiento como la supervivencia de las nuevas neuronas. Se comprobó, también en los humanos, como el ejercicio aeróbico conduce a la producción de Dicho factor neurotrófico y aumenta el tamaño y las conexiones de las áreas clave del cerebro, incluido el hipocampo. Y así el ejercicio puede beneficiar tanto al hipocampo como a sus funciones cognitivas.

Los ejercitados

En un experimento en adultos mayores en el Reino Unido y publicado en el año 2019 en la revista Brain Imaging and Behavior, fue demostrado como las personas más tiempo dedicadas a una actividad física de moderada a vigorosa poseían volúmenes más grandes de sus respectivos hipocampos. Pero para más gratas sorpresas, también fueron hallados vínculos claros entre el ejercicio aeróbico y los beneficios para otras partes del cerebro, incluida la expansión de la llamada corteza prefrontal. El aumento de esta región se ha relacionado con funciones cognitivas ejecutivas más agudas, donde se comprenden aspectos de planificación, toma de decisiones y multitarea, habilidades similares a la memoria con tendencia a disminuir con un envejecimiento progresivo, aún más degradadas en plena implantación del Alzheimer. Ya se considera al aumento de las conexiones entre las neuronas existentes, en lugar del nacimiento de nuevas neuronas, como responsables de los efectos beneficiosos del ejercicio en la corteza prefrontal y otras regiones del cerebro más allá del hipocampo.

OTROS TEMAS

Así afecta el consumo de lácteos en caídas y fracturas

FUENTE: mundodeportivo.com

El aumento de la ingesta de alimentos ricos en calcio y proteínas, como la leche, el yogur y el queso, reduce un 33% el riesgo de sufrir caídas y las fracturas en personas mayores, según ha descubierto un ensayo controlado aleatorio que ha sido publicado en la revista The BMJ. Según explican los investigadores, este estudio es uno de los primeros que ha […]

Leer Más

Cinco consejos para mantenerse sano a medida que envejeces

FUENTE: mundodeportivo.com

Cada vez vivimos más. Una investigación publicada en Nature Communications en mayo de 2021 encontró que de 120 a 150 años es el “límite absoluto de la esperanza de vida humana”. En este caso, los investigadores querían conocer la rapidez con la que se deteriora el cuerpo, que puede coincidir o no con la edad cronológica de la persona. […]

Leer Más