Las mujeres viven mas tiempo que los hombres, pero no con buena salud.

Las estadísticas generales dicen que la vida de una mujer, en promedio, es más larga que la de un hombre.

Pero cabe la pregunta: ¿De qué tipo de vida estamos hablando? Un estudio realizado en EEUU reveló datos de 30 años, que indican que las mujeres pasan muchos de esos años extra en condiciones de mala salud y discapacidad, informa New Scientist.

Las cifras muestran una tendencia preocupante. Las condiciones de salud en que las mujeres pasan su tercera o cuarta edad, parecen haber dejado de mejorar desde el año 2000. Las mujeres en Estados Unidos ahora son un 57% de la población sobre 65 años, pero un 68% de ellas necesita diariamente asistencia de salud en sus vidas cotidianas.

En los 80 y 90, las mejoras al sistema de salud retrasaron las enfermedades de las personas mayores –aún más que lo que retrasaron la mortalidad. Es decir, las personas no vivían tanto tiempo, pero sí más sanas.

Vicky Freedman y sus colegas de la Universidad de Michigan han encontrado que la salud promedio de loshombres mayores siguió mejorando después del 2000, mientras la de sus pares mujeres no mejoró.

Examinando 30 años de estudios en salud, el equipo halló que ahora los hombres de 85 años pueden esperar un promedio de cuatro años más de vida activa y relativamente sana (más que el promedio de dos años que había en 1982). El trabajo fue publicado en American Public Health Association.

Pero en el caso de las mujeres no ha habido mejora. Tal como en 1982, las mujeres de 85 años actualmente tienen expectativas de un promedio de dos años y medio más de vida activa. Esto significa que aunquetienen probabilidades de continuar viviendo por más tiempo que los hombres de la misma edad, varios de estos años los pasan en mala salud.

“Ya no se espera que las mujeres mayores vivan más años activos que los hombres mayores, a pesar de que tienen vidas más largas”, afirma Freedman.

Esta tendencia en parte puede surgir de los cambios en el estilo de vida y en la medicina. El mejoramiento del manejo de la presión arterial y otros factores de riesgo, implica que los ataques cardíacos y otros trastornos cardiovasculares ya no representan amenazas mortales para los hombres, como lo eran antes.

Al mismo tiempo, la tendencia de las mujeres fumadoras comenzó en los años 60, y esas mujeres son las que ahora están en sus años dorados. Las mujeres también son más propensas a desarrollar enfermedades asociadas a la edad, como artritis, depresión, osteoporosis y demencia. Tendencias similares parecen manifestarse también en Europa y Japón.

El equipo científico de Freedman está haciendo un llamado a centrarse en agregar calidad –más que cantidad– a los últimos años en la vida, especialmente con la cantidad de mujeres que estaban en edad deproductiva entre los años 50 y 60.

OTROS TEMAS

Estudio: Ejercicio ayuda a adultos con problemas de memoria

FUENTE: sandiegouniontribune.com

Una nueva investigación sugiere que bastaría una rutina sencilla de ejercicios para ayudar a las personas mayores con problemas de memoria. Los médicos han dicho desde hace mucho tiempo que la actividad física ayuda a mantener sano el cerebro. Pero el estudio financiado por el gobierno estadounidense se basa en las pruebas más prolongadas para determinar […]

Leer Más

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más