La mujer que desafía las leyes de la naturaleza con 92 años.

Se llama Johanna Quaas y es la gimnasta en activo con más edad del mundo, como acredita el Guinness World Record que ostenta desde 2012

 

Es alemana, tiene 92 años y la suya es una historia tan inspiradora que vuelve a poner de manifiesto dónde está el límite físico del ser humano. Nacida en Hohenmölsen, el 20 de noviembre de 1925, le tocó vivir en su juventud el período de entreguerras y una infancia complicada a pesar de lo cual comenzó a hacer gimnasia con nueve años gracias a las enseñanzas de sus padres que, a pesar de no tener ninguna vinculación con este deporte, inocularon en ella la pasión por practicarlo.

 

Profesora de educación física, Johanna Quuas ha transmitido durante años sus conocimientos numerosas generaciones de niños, pero nunca pudo competir de manera profesional porque sus mejores años coincidieron con la Segunda Guerra Mundial. Lo que no le ha impedido seguir vinculada al deporte que ama hasta la actualidad ya que son numerosas las exhibiciones en las que participa.

Un secreto muy simple

“Mi secreto es una dieta equilibrada y saludable. Me aseguro de comer lo necesario y que en mi mesa nunca faltan los vegetales”, explica Johanna que, aunque también le gusta practicar gimnasia en suelo, explica que su aparato favorito son las paralelas porque exigen una perfecta combinación de fuerza y equilibrio.

“Fue un shock cuando me concedieron el Guinness World Record. Supongo que se fijaron en mi después de ganar 11 años el campeonato senior alemán de gimnasia. Estoy muy contenta de figurar en el libro Guinnes y que mis logros en gimnasia hayan sido reconocidos y homenajeados de esta manera”, añade satisfecha.

Recomendaciones para un envejecimiento activo

Puede que el caso de Johanna Quaas sea excepcional, pero es un claro ejemplo de la importancia que tiene el mantenerse activo cuando se llegan a determinadas edades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) comparte una serie de recomendaciones que deben ser tenidas en cuenta:

  1. Los adultos de 65 en adelante deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  2. La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.
  3. Con el objetivo de obtener mayores beneficios para la salud, es aconsejable que los adultos de este grupo de edades dediquen hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  4. Los adultos de este grupo de edades con movilidad reducida deben realizar actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.
  5. Es necesario realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  6. Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, es necesario que se mantengan físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

 

Beneficios de la actividad física en la tercera edad

  1. Quienes realizan algún tipo de actividad física a una edad avanzada presentan menores tasas de mortalidad por todas las causas, cardiopatía coronaria, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2, cáncer de colon y de mama, y depresión, un mejor funcionamiento de sus sistemas cardiorrespiratorio y muscular, y una mejor masa y composición corporal.
  2. Tienen un perfil de biomarcadores más favorable para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 y la mejora de la salud ósea.
  3. Además presentan una mayor salud funcional, un menor riesgo de caídas, unas funciones cognitivas mejor conservadas, y un menor riesgo de limitaciones funcionales moderadas y graves.

OTROS TEMAS

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más

Diez consejos para envejecer con un sistema inmune sano y fuerte

FUENTE: geriatricarea.com

Se trata de una serie de consejos prácticos enmarcados dentro de la campaña “Inmunofitness” y dirigidos a lograr que, a pesar del paso de los años, el sistema inmune sigan gozando de una buena salud y poder tener la mejor calidad de vida posible. Los 10 consejos son estos: Cuidar la alimentación es fundamental para […]

Leer Más