La misteriosa enfermedad que por años se confundió con el alzhéimer

Por décadas el alzhéimer ha sido una amenaza latente para las personas que entran en la tercera edad. Una amenaza que proyecta un deterioro sin retorno debido a que aún la enfermedad no tiene cura. Aunque ahora se suma un nuevo componente a esta problemática: lo que por años se pensó que era alzhéimer ahora se sabe que no lo es, si no que se trataba de otra enfermedad.

La noticia la entregó el Instituto Nacional de Envejecimiento (NIH) de Estados Unidos al publicar una guía para que médicos y equipos de salud pueden distinguir el alzhéimer de la nueva enfermedad bautizada como Late (acrónimo en inglés de “encelopatía TDP-43 límbico-predominante relacionada con la edad).

El trabajo, publicado en la revista científica Brain, podría ayudar a explicar porque tantas terapias experimentales para curar este mal han fallado. El equipo internacional de científicos que participó de la investigación plantea en el documento que lo más llamativo es que la nueva enfermedad, que ha pasado desapercibida por décadas, sería tan frecuente en la población mayor de 80 años como el alzhéimer. En la investigación los científicos hallaron vestigios de Late en más del 20% de los cerebros de mayores de 80 años analizados.

“No todas las personas que creíamos que tenían alzhéimer lo tienen”, explicó Nina Silverberg, directora del Programa de Centros de la Enfermedad de alzhéimer de los Institutos Nacionales de Salud (NIA) de Estados Unidos. Mientras que Peter Nelson, el investigador de la Universidad de Kentucky que lideró este estudio, agregó: “Hay más de 200 virus distintos que pueden ocasionar el resfriado común. ¿Por qué debemos pensar que solo hay una causa para la demencia?”.

La manera de diferenciar este nuevo mal del alzhéimer está en la proteína que lo ocasiona: la TDP-43, que se sabía está involucrada en otras enfermedades del sistema nervioso, como por ejemplo la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), donde está detrás del 97% de los enfermos. En el caso del alzhéimer, las proteínas que lo gatillan son dos: la beta amiloide, que actúa entre las neuronas, y la tau, ubicada al interior de las neuronas y que cumple justamente el rol de “limpiar” la acumulación de proteínas no deseadas y tóxicas.

“Late probablemente requiere diferentes tratamientos que el alzhéimer”, dijo Silverberg, sobre el nuevo mal que se produce en la amígdala y el hipocampo, áreas del cerebro encargadas de las emociones y la memoria a largo plazo, respectivamente. Por último, los autores de la investigación advierten que debido al aumento de los mayores de 80 años en el mundo esta enfermedad tendrá un impacto cada vez más alto en la salud pública por lo que se hace urgente invertir más recursos en su investigación.

OTROS TEMAS

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más

Diez consejos para envejecer con un sistema inmune sano y fuerte

FUENTE: geriatricarea.com

Se trata de una serie de consejos prácticos enmarcados dentro de la campaña “Inmunofitness” y dirigidos a lograr que, a pesar del paso de los años, el sistema inmune sigan gozando de una buena salud y poder tener la mejor calidad de vida posible. Los 10 consejos son estos: Cuidar la alimentación es fundamental para […]

Leer Más