¿Duermes menos de 6 horas por la noche? Cuidado porque podrías padecer demencia

Un estudio realizado por científicos de una universidad británica descubrió que este mal hábito puede causar daños en la memoria, los cuales suelen salir a la luz llegada la tercera edad

Siempre escuchamos que los seres humanos debemos dormir diariamente entre 6 y 8 horas para realmente descansar de nuestras actividades diarias y también porque es bueno, en general, para nuestra salud. 

Mucho del funcionamiento físico de nuestro organismo depende del llamado ritmo circadiano, el cual está relacionado con nuestro sueño y la hora en la que nos vamos a dormir.

Si sueles ser de esas personas que por un sinfín de situaciones duermen diariamente menos de 6 horas, te tenemos malas noticias, ya que este mal hábito te puede causar daños a la largo a tu memoria y al cerebro.

Las personas de mediana edad que duermen regularmente 6 horas o menos por la noche, podrían tener más riesgo de padecer demencia en etapas posteriores de la vida, según expone un estudio publicado recientemente.

La investigación, liderada por expertos de la Universidad de París, ha analizado datos de un amplio estudio de seguimiento desarrollado por el University College London, en Reino Unido, entre casi 8,000 adultos durante 25 años, denominado “Whitehall II”.

Para este y otros trabajos similares, los participantes registraron sus patrones de sueño y algunos llevaron pulseras de actividad nocturna para verificar la precisión de los datos generales.

 

A partir de esta información, los investigadores concluyeron que aquellos de edades comprendidas entre los 50 y 60 años que duermen habitualmente 6 horas o menos, frente a las 7 horas recomendadas, tienen más riesgo de padecer demencia.

Los expertos advierten que estas conclusiones no establecen una relación de “causa y efecto”, pero sugieren que existe un vínculo entre la duración del sueño y riesgos en el desarrollo de demencia.

También detectaron que un patrón de sueño “de corta duración persistente” en personas de mediana y avanzada edad (entre 50 y 70 años) aumenta en un 30% el riesgo de padecer demencia, al margen de otros factores de riesgo conocidos, como el cardiometabólico o la salud mental.

Los expertos recuerdan en un comunicado que, cada año, se diagnostican 10 millones de nuevos casos de demencia en todo el mundo, en los que la alteración del sueño es uno de los síntomas más comunes.

No obstante, su estudio parece indicar ahora que los hábitos de sueño en etapas de vida anteriores podrían contribuir a su posterior aparición.

Por ello, destacan la importancia que tiene el control del sueño sobre la salud mental, lo que plantea la posibilidad de que futuros estudios analicen si una mejora en ese sentido puede contribuir a la prevención de la demencia.

OTROS TEMAS

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más

Diez consejos para envejecer con un sistema inmune sano y fuerte

FUENTE: geriatricarea.com

Se trata de una serie de consejos prácticos enmarcados dentro de la campaña “Inmunofitness” y dirigidos a lograr que, a pesar del paso de los años, el sistema inmune sigan gozando de una buena salud y poder tener la mejor calidad de vida posible. Los 10 consejos son estos: Cuidar la alimentación es fundamental para […]

Leer Más