Cómo prevenir y detectar la depresión en la vejez

La tercera edad suele describirse como una época de descanso, reflexión y oportunidades para hacer cosas que quedaron postergadas mientras uno criaba a los hijos y trabaja.

Sin embargo, la aparición de enfermedades crónicas (Trastornos tiroideos, Mal del Parkinson, Enfermedad del Corazón, Cáncer, Accidentes Cerebro Vasculares, etc.) y debilitantes, la pérdida de amigos, seres queridos y la incapacidad de realizar actividades que disfrutaba, pueden afectar su bienestar emocional y con ello sentir la pérdida de control sobre su vida, lo que incrementa el riesgo de depresión.

Si emociones negativas como  como tristeza, ansiedad, soledad, baja autoestima, que conducen a un aislamiento social y apatía  persisten durante al menos dos semanas, podría estar con un cuadro de depresión.

Este trastorno es muy frecuente en los adultos mayores, aunque muchas veces es pasada por alto porque síntomas como fatiga, falta de apetito, problemas para dormir pueden considerar como parte del envejecimiento normal o un padecimiento físico, por lo tanto, no reciben el tratamiento adecuado psicoterapéutico y farmacológico, o ambos si fuera necesario.

Qué hacer para tratar y prevenir la depresión en la vejez

  • Si tiene una enfermedad crónica conocida, llevar un buen control de la misma.
  • Evite el alcohol y somníferos.
  • Mantenga el acceso a servicios sociales, familia y amigos que puedan ayudarlo a mantenerse activos y ocupados.
  • Los familiares deben prestar mucha atención a familiares mayores que estén deprimidos y vivan solos.
  • Haga ejercicios regularmente, previa evaluación médica, dedique 150 minutos semanales a realizar actividad física que puede practicar en sesiones de 10 minutos.
  • Cuatro tipos de ejercicios recomendados en adultos mayores: 1. Si tiene movilidad reducida, realice actividades para mejorar su equilibrio e impedir caídas.2. Ejercicios de fortalecimiento muscular. 3. Ejercicios de estiramiento muscular para mantenerse ágil y flexibles. 4. Actividades de resistencia: Caminar, nadar o andar en bicicleta, para mejorar la salud de corazón y el sistema circulatorio.

·         Recordar que cada Plan de ejercicio debe adaptarse según su capacidad de realizar ejercicio, limitaciones y de los riesgos para su salud.

OTROS TEMAS

Literatura, medicina preventiva para el cerebro al alcance de todos

FUENTE: geriatricarea.com

Los libros han sido, y son, compañeros que nos instruyen, nos orientan, nos ayudan, nos entretienen y nos divierten, pero ahora se sabe que los libros también nos ayudan a envejecer de manera óptima. Aunque parezca un juego de palabras, perderse entre las páginas de un libro es la mejor manera de “no perderse” en la vida real. […]

Leer Más

Tres cosas hay en la vida: Salud, dinero y amor

FUENTE: geriatricarea.com

El concepto envejecimiento activo tal y como la OMS (Organización Mundial de la Salud – 2002) nos lo presenta es “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”. Comparemos los recursos y oportunidades que tiene una persona joven con los de una […]

Leer Más