Cómo ayudar a los mayores en el aislamiento por Coronavirus

Los mayores son un grupo de riesgo del coronavirus, pero también por la soledad que conlleva el aislamiento, la posible falta de provisiones o del cariño de los suyos. Te damos ideas para ayudarles y amenizarles la cuarentena.

Efectos que puede provocar el aislamiento en los mayores

Los mayores que viven solos son un grupo vulnerable durante el aislamiento, pues puede que tengan problemas de insuficiencia de alimentos y provisiones necesarias para los siguientes días, y supone un riesgo importante para ellos acudir a los supermercados, tiendas de alimentación o farmacias a comprar víveres o medicamentos.

 

Además, en condiciones normales, muchos adultos acudían a centros de día para aumentar sus relaciones sociales y cómo método de entretenimiento, pero con la situación por el coronavirus todos estos servicios para la tercera edad se han tenido que suspender, por lo que para ellos supone un cambio en su rutina que puede desestabilizarles.

Entre algunas de las dificultades que pueden aparecer son la gestión de las emociones motivadas por estar encerrado en casa, como el estrés o la ansiedad –ser un grupo de especial riesgo puede incrementar su miedo y sensación de vulnerabilidad ante esta situación–, así como a la hora de sobrellevar la soledad, al no poder recibir visitas ni estar cerca de sus hijos o nietos. También pueden tener problemas a la hora de entender lo que está pasando, especialmente si tienen algún trastorno mental anterior como demencia o alzhéimer. 

6 maneras de ayudar a los mayores durante el aislamiento

Aunque se recomienda mantener la distancia social y evitar por todos los medios el contacto físico con personas de la tercera edad, esto no significa que no se puedan llevar a cabo otras acciones para que sientan que estamos cerca de ellos. Todos, tanto familiares, como conocidos o vecinos, podemos ayudar en alguna u otra medida a que el aislamiento de los mayores sea más llevadero y para evitar riesgos haciendo que no salgan a la calle.

 

Estos son algunos consejos que han dado desde el Comité de Gerontopsicología de la EFPA (Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos) y desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación al coronavirus y la situación de los mayores. Toma nota de las siguientes ideas para echar una mano a las personas de la tercera edad de tu familia o incluso a aquellos que viven en tu edificio, en estas circunstancias cualquier ayuda es poca:

 

1. Mantener e incrementar el contacto virtual

Es importante que ahora más que nunca las personas mayores se sientan acompañados virtualmente. Llámales con más frecuencia o hace videollamadas, esto puede hacer que mejoren su estado de ánimo y no se sientan tan solos. También puedes enviarle fotos y audios durante el día, especialmente de los nietos.

 

2. Información clara y sin bulos

Es mucha información la que están circulando sobre el coronavirus, lo mejor para que no cunda el pánico entre las personas mayores es que sus familiares y amigos cercanos les expliquen qué es lo que está pasando de una forma clara y, en medida de lo posible, de una manera poco alarmista, evitando transmitirles informaciones dudosas por whatsapp, Facebook, etcétera. No hay que olvidarse de recordarles las medidas de higiene y precaución que deben llevar para evitar el contagio por el virus SARS-CoV-2.

 

3. Que no les falte lo básico: comida y medicinas

Con el estado de alerta han sido muchos los que han ido a comprar de manera masiva a los supermercados, dejándolos prácticamente vacíos. Aunque algunos de estos establecimientos ya están tomando medidas como dejar una hora prioritaria para edades avanzadas o priorizarles en el envío a domicilio, lo mejor es que los mayores estén abastecidos por vecinos más jóvenes que no supongan un grupo de riesgo. Cada vez son más los que se ofrecen a hacer la compra de comida o medicinas a los vecinos de más edad de su edificio, dejándola en la puerta y sin establecer contacto.

 

4. Motívales a que continúen activos

El sedentarismo es de especial riesgo en la tercera edad, por eso, los mayores en aislamiento deberán buscar maneras de estar entretenidos mientras se mantienen activos. También deben añadir algo más de ejercicio suave adaptado a ellos, por ejemplo, pueden dar varios paseos por el pasillo de casa, realizar estiramientos sencillos o hacer rutinas de ejercicios, por ejemplo, levantando los brazos con botellas pequeñas de agua–.

 

5. Anímales a que sigan con las rutinas

Los mayores deben seguir, en medida de lo posible, con la rutina de su día a día, mantener el aseo personal diario, la limpieza del hogar, la  elaboración de las comidas… así no será tan drástico el cambio y se mantendrán activos durante el día. La lectura de libros, las manualidades, tejer o hacer crucigramas para mantener la agudeza mental pueden ser buenas maneras de entretenerse durante el aislamiento.

 

6. Háblale desde la ventana

Si eres vecino de una persona mayor y tienes visibilidad a su ventana, entabla conversación con ella, pregúntale que tal el día, si necesita algo, deja que te cuenten alguna anécdota y lo más importante, muéstrate con actitud positiva sobre la situación, es lo que más necesitan.

OTROS TEMAS

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más

Diez consejos para envejecer con un sistema inmune sano y fuerte

FUENTE: geriatricarea.com

Se trata de una serie de consejos prácticos enmarcados dentro de la campaña “Inmunofitness” y dirigidos a lograr que, a pesar del paso de los años, el sistema inmune sigan gozando de una buena salud y poder tener la mejor calidad de vida posible. Los 10 consejos son estos: Cuidar la alimentación es fundamental para […]

Leer Más