Aparición de la demencia puede retrasarse hasta una década

La demencia es un síndrome que se presenta en el 10 por ciento de los adultos mayores de manera anormal debido al deterioro de la función cognitiva, habilidad de aprender y recordar, por lo que afecta memoria, pensamiento, orientación, comprensión, cálculo, aprendizaje, lenguaje y juicio.

La aparición de la demencia se pueda retrasar hasta 10 años si se detecta a tiempo el trastorno neurocognitivo menor, que es el proceso intermedio entre el daño cognitivo esperado con el envejecimiento normal y el deterioro grave de la demencia, ya que es un factor de riesgo entre la población en general.

La demencia se puede presentar a cualquier edad causada por diversas enfermedades y lesiones cerebrales, como es el caso del Alzheimer, considerada la demencia más común. Otras demencias frecuentes son la vascular y la de cuerpos de Lewy.

Sin embargo, el trastorno neurocognitivo mayor o demencia se presenta con mayor frecuencia en personas mayores de 60 años, sin que esto constituya una consecuencia normal del envejecimiento, pero si es un factor de riesgo, por ejemplo, a los 60 años, hay cinco por ciento de riesgo de padecer un cuadro demencial y a los 90 años se multiplica de forma exponencial a 45 por ciento.

Los signos y síntomas del trastorno de la demencia se clasifican en tres etapas; en la temprana, el inicio es paulatino y es posible que pase desapercibida, se presenta tendencia al olvido, pérdida de la noción del tiempo y desubicación espacial incluso en lugares conocidos.

En la etapa intermedia los síntomas son más evidentes olvidando acontecimientos recientes, nombres de las personas, desubicación en el hogar, dificultad para comunicarse, y la persona necesita ayuda con el aseo y cuidado personal, además de presentar cambios en el comportamiento.

En la tercera etapa tardía se presenta dependencia e inactividad, existe dificultad para reconocer amigos y familiares, desubicación en tiempo y espacio, ayuda para el cuidado personal, dificultad para caminar y en algunos casos alteraciones en el comportamiento como agresiones.

Finalmente, es importante que exista un modelo de atención con programas psicoeducativos en los que el paciente evite con terapia las complicaciones como insomnio o alucinaciones derivadas del trastorno demencial para el mejor manejo de la persona, y así mantenga su calidad de vida y envejezca de una manera productiva dentro de su entorno social.

OTROS TEMAS

Un corazón sano puede ser clave para evitar la demencia

FUENTE: fayerwayer.com

Mantener el corazón sano y reducir la rigidez arterial son determinantes para prevenir condiciones como la demencia. Los estudios que llevan a esta conclusión fueron realizados por la Universidad de Oxford y el University College de Londres. La investigación se realizó en 542 adultos mayores y fue publicada en PLOS Medicine. El objetivo del estudio es tanto […]

Leer Más

Diez consejos para envejecer con un sistema inmune sano y fuerte

FUENTE: geriatricarea.com

Se trata de una serie de consejos prácticos enmarcados dentro de la campaña “Inmunofitness” y dirigidos a lograr que, a pesar del paso de los años, el sistema inmune sigan gozando de una buena salud y poder tener la mejor calidad de vida posible. Los 10 consejos son estos: Cuidar la alimentación es fundamental para […]

Leer Más