Temas de Interés

Senior Suites

Guía para el Cuidado de la Demencia en Casa

Referencia: http://alzheimers.aplaceformom.com/articles/dementia-care/

Aún cuando la mayoría de casos de demencia senil son irreversibles, hay muchas cosas que las familias pueden hacer para cuidar a sus padres o abuelos en casa y hacerles la vida más agradable. Si bien puede ser una tarea sobrepasante, hay algunos estándares que pueden guiar a las familias en esto. Expertos aún trabajan en determinar qué estrategias sirven y cuáles no. Un ejemplo de las que han resultado exitosas son:

  • Uno de los principales objetivos en el cuidado de la demencia es lograr que el adulto mayor sea lo más independiente posible durante la mayor cantidad de tiempo. En esto son especialmente efectivas las técnicas de asistencia graduada que buscan que el adulto mayor pueda realizar sus tareas con la menor ayuda posible.
  • Los investigadores han descubierto que la música puede ser muy efectiva para reducir los problemas de comportamiento y la violencia en los adulto mayors. La música clásica o de relajación son especialmente efectivas, pero lo óptimo es usar sus antiguas canciones favoritas.
  • Otras estrategias, como terapia con mascotas, terapias de grupo y la manipulación de la luz también han sido estudiadas por los científicos.

La siguiente información es una adaptación de la Guía para Cuidadores: Consejos para Cuidadores de Personas con Alzheimer (Caregiver Guide: Tips for Caregivers of People with Alzheimer’s Disease), publicada por el Instituto Nacional de la Vejez (NIA) de Estados Unidos.

De la “NIA’s Alzheimer’s Care Guide”:

Descubrir que un pariente tiene la Enfermedad del Alzheimer (EA) puede ser estresante. Mientras se asume esta situación los siguientes consejos pueden ayudar:

  • Examine su día para ver si puede hacer una rutina que suavice la relación con el adulto mayor, de modo de aprovechar al máximo los momentos del día en que está más lúcido y cooperativo, pero con la flexibilidad necesaria para eventuales imprevistos.
  • Considere la alternativa de contratar un asistente o enfermera que pueda hacerse cargo del adulto mayor durante el día.

Comunicación

  • Escoja palabras sencillas y utilice un tono de voz amable.
  • Evite hablar con el adulto mayor como un bebé y no hable de él como si no estuviera.
  • Minimice las distracciones y el ruido—como la televisión o la radio—para que se concentre en lo que usted dice.
  • Llámelo por su nombre, asegurándose de que tiene su atención antes de hablar.
  • Déle tiempo suficiente para responder. Evite interrumpir.
  • Si el adulto mayor no encuentra la palabra adecuada para expresarse, ayúdele amablemente.
  • Trate de formular preguntas e instrucciones de una manera positiva.

Baño

  • Disponga que el adulto mayor se bañe en el momento del día en que esté más calmado y apacible. Sea constante. Trate de desarrollar una rutina.
  • Respete el hecho de que bañarse puede ser espantoso e incómodo para él. Sea paciente, amable y respetuoso.
  • Dígale lo que hará, paso por paso, permitiéndole hacer por él mismo todo lo que pueda.
  • Prepare el baño con anticipación.
  • Sea sensible a la temperatura. Caliéntele la habitación de antemano si es necesario y mantenga toallas extra y una bata cerca. Pruebe la temperatura del agua antes de empezar.
  • Minimice los riesgos utilizando elementos de seguridad. Nunca deje a la persona sola en el baño.
  • Bañarse puede ser no tan necesario todos los días. Entre tanto puede realizar una limpieza diaria con esponjas.

Vestir

  • Vista al adulto mayor a la misma hora todos los días, para que se convierta en una rutina a la que acuda voluntariamente.
  • Permítale vestirse lo más que pueda por sí sólo y no lo apure.
  • Permítale elegir su propia ropa.
  • Elija ropas cómodas y fáciles de poner. Ropa elástica y con velcros evitarán luchas con botones y cierres.

Comer

  • Mantenga una atmósfera tranquila para comer. Evite las distracciones y ruidos, como la TV y radio.
  • Provea una cantidad limitada de opciones para comer y sirva porciones pequeñas.
  • Use bombillas y vasos con tapa para facilitarle el beber líquidos.
  • Llévelo al dentista con frecuencia.

Actividades

  • Las actividades sencillas a menudo son mejores, especialmente cuando potencian las capacidades del adulto mayor.
  • Ayúdelo a comenzar cada actividad. Descompóngala en pequeños pasos y felicítelo cada vez que complete uno.
  • Integre las actividades que más le gusten al adulto mayor en su rutina diaria y trate de hacerlas a la misma hora todos los días.

Ejercicios

  • Piense en qué clase de actividades físicas ambos disfrutan, como caminar, natación, tenis, bailar o jardinear. Determine la hora y lugar donde este tipo de actividades funcionarían mejor.
  • Sea realista. Comience con actividades poco rigurosas y vaya incrementando la dificultad de a poco.
  • Esté atento a cualquier molestia o signos de esfuerzo excesivo. Hable con el médico si esto sucede.
  • Permítale tanta independencia como sea posible.
  • Vea qué clases de programas deportivos para el adulto mayor están disponible en el área.

Incontinencia

  • Tenga una rutina para llevar al adulto mayor al baño, cada 3 horas, por ejemplo. No espere a que lo pida.
  • Fíjese en los signos que indiquen que el adulto mayor quiere ir al baño, como tirarse la ropa, y responda rápidamente.
  • Evite darle líquidos en la noche.
  • Si salen juntos, prevenga averiguando si hay baños y dónde.

Problemas de insomnio

  • Ponga tono de voz apacible en la tarde para favorecer el sueño. Mantenga las luces bajas, elimine ruidos fuertes e incluso puede poner música tranquila.
  • Trate de mantener constante la hora de acostarse.
  • Favorezca el ejercicio durante el día y limite las siestas.
  • Restrinja el acceso a la cafeína en la tarde.
  • Use espanta-cucos si es necesario.

Alucinaciones

  • A veces las alucinaciones son signo de enfermedades físicas. Esté atento a éstas y convérselo con el médico.
  • Evite discutir con el adulto mayor acerca de sus alucinaciones. Proporciónele tranquilidad y consuelo.
  • Trate de distraerlo con otro tema o actividad.
  • Apague el televisor si están dando programas violentos o perturbadores.
  • Asegúrese que la persona esté a salvo y no tenga acceso a nada que pueda utilizar para dañarse.

Seguridad en la casa y deambulación

  • Instale cerraduras en ventanas y puertas que den al exterior y manténgalas cerradas, especialmente si el adulto mayor es propenso a deambular.
  • Quite las cerraduras en las puertas del baño para prevenir que pueda encerrarse.
  • Mantenga guardadas las cosas que le puedan causar daño, como medicamentos, químicos, armas y cuchillos.
  • Quite las alfombras sueltas y otras cosas que puedan contribuir a una caída. Procure mantener una buena iluminación.
  • Utilice estufas a prueba de caídas, para evitar quemaduras o incendios.
  • Si el adulto mayor tiene problemas de comunicación, asegúrese que porte alguna identificación o pulsera médica, en caso que se pierda. Tenga alguna fotografía reciente a mano.

Conducir

Tomar la decisión de que una persona con demencia senil ya no está capacitada para conducir un automóvil puede ser difícil, pues él siempre sentirá una pérdida de independencia. Sin embargo, al estar su seguridad y la de quienes lo rodean en juego, no se pueden hacer concesiones en este tema.

  • Lo importante es llevar a cabo y comunicar esta decisión de la manera menos traumática posible. Si usted nota signos de que la persona ya no puede manejar (como andar muy rápido o lento, perderse en lugares familiares o ignorar las señales del tránsito), debe evitar que lo haga y hacerle entender su incapacidad.
  • Si presenta aversión, puede recurrir a una persona de autoridad, como el médico, o solicitar que sea reevaluado por la Dirección de Tránsito.
  • Si es necesario, quítele las llaves del auto o pásele otras similares.
  • Si todavía esto no funciona, deshabilite o deshágase del automóvil.

Visitando al médico

  • Trate de ir al médico a la mejor hora del día del adulto mayor y/o a la hora de menor congestión en la consulta.
  • No le diga al adulto mayor acerca de la cita hasta el día de la visita, poco antes de ir.
  • Llévele algo para comer o beber, o cualquier otra actividad que le guste.
  • Lleve a un amigo u otro miembro de la familia, para que pueda estar con el adulto mayor mientras usted habla con el médico.
  • Sea candido y no censure la información. Asegúrese que el médico esté informado de todos los detalles.

Fuente: National Institute on Aging, www.nia.nih.gov

Otros Temas

Los rasgos psicológicos comunes de las personas que llegan a los 100 años.
Senior Suites

Los rasgos psicológicos comunes de las personas que llegan a los 100 años.

  Una nueva investigación ha cambiado por completo la idea que teníamos acerca de envejecer, pues ha descubierto que entran en juego características de la personalidad.   Hasta ahora se pensaba que la longevidad estaba únicamenterelacionada con la genética y los correctos hábitos alimenticios y deportivos. Pensábamos que quien se cuidaba mucho y se mantenía activo podía llegar […]

Leer más
Cuatro ejercicios que reducen efectos de la edad.
Senior Suites

Cuatro ejercicios que reducen efectos de la edad.

Llevar una vida sedentaria tiene serias consecuencias, especialmente en la vejez. Por ello, te compartimos 4 ejercicios para adultos mayores ideales para disminuir los efectos de la edad. Durante la etapa de la vejez, es importante que nos mantengamos activos y sanos y la mejor forma de lograrlo es a través del ejercicio. Llegar a la tercera edad no significa llevar […]

Leer más