Temas de Interés

Senior Suites

Fracturas de Cadera en la Vejez

Referencia: http://nursing-homes.aplaceformom.com/articles/hip-fractures-in-the-elderly/

En la vejez, las fracturas de cadera son bastante comunes. De cada 10 fracturas de cadera, 9 afectan a personas mayores de 60 años. Éstas producen daños críticos, con posibles complicaciones que pueden comprometer la vida. Si bien las cirugías son bastante efectivas, su recuperación completa puede tomar largo tiempo.

Causas y factores de riesgo

Los adultos mayores son quienes tienen el mayor riesgo de sufrir caídas (el principal evento traumático que causa las fracturas de caderas) debido a que con los años se va perdiendo la coordinación y el equilibrio. Otros factores de riesgo son:

  • Osteoporosis: Esta condición causa que los huesos se debiliten, aumentando las posibilidades de sufrir fracturas.
  • Sexo: Luego de la menopausia las mujeres pierden densidad ósea más rápido que los hombres
  • Genética: Personas con huesos pequeños, caucásicos y asiáticos tienen más riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Nutrición: Mala nutrición en la niñez o desórdenes alimenticios, como anorexia o bulimia.
  • Tabaco y alcohol: Fumar y tomar mucho puede significar pérdida de densidad ósea.
  • Medicamentos: Tomar 4 o más medicamentos a la vez o cualquier medicina psicoactiva aumentan el riesgo de sufrir caídas.
  • Ambiente doméstico: Alfombras o cables mal colocados, así como ausencia de pasamanos y mala iluminación.
  • Condiciones médicas: Diabetes, desórdenes gastrointestinales, reumatismo, inmovilidad prolongada, desórdenes nerviosos, demencia y depresión.

Signos y síntomas

La mayoría de las veces, la persona sabe en seguida que se ha roto la cadera. Por lo general se siente un dolor severo en el área de las caderas o la ingle y la persona no puede caminar. Otros síntomas incluyen la rigidez, contusiones o inflamación en el área de cadera; la pierna en el lado roto puede quedar más corta o girada hacia exterior.

Debido a que estas fracturas pueden comprometer la vida, es muy importante llevar al afectado al hospital cuanto antes. La cirugía para fijar la fractura se realiza generalmente dentro de 24 horas.

Tratamiento: cirugías

Hay 2 principales tipos de fracturas que la mayoría de las veces requieren cirugía:

  • Fractura del cuello femoral: El cuello femoral está justo debajo de la bola (o cabeza) que une el fémur con la cadera. Debido a que este tipo de fractura puede interrumpir el flujo de sangre en la zona, es vital hacer una cirugía cuanto antes. También se suele realizar reemplazo parcial de la cadera, llamado hemiarthroplastía, en donde se coloca un cuello y cabeza femoral de acero o de cromo.
  • Fractura en la región intertrocanterica: Justo debajo del cuello femoral es donde comienza el hueso del muslo, que se puede fracturar entre sus 2 trocanteras. Mientras el paciente está bajo anestesia general o espinal, el cirujano hace una incisión por el lado del muslo. Sus huesos se manipulan para corregir su posición. Un tornillo grande se coloca a lo largo de la rotura y sobre la cabeza femoral. Este tornillo termina en una placa de metal que está unida al exterior del muslo usando varios tornillos más pequeños.

Un tercer tipo de fractura llamada fractura subtrocantérica ocurre en el hueso del muslo o en el fémur y es bastante rara. Se repara con una cirugía muy similar a la última, pero requiere una recuperación mucho más larga.

Recuperación y terapia

Aunque las cirugías para reparar fracturas de cadera son comunes y relativamente simples, pueden surgir complicaciones. La tasa de mortandad durante el año siguiente a una fractura de cadera es del 25 %. Las complicaciones incluyen coágulos de sangre, infecciones y pulmonía. Si el paciente tiene huesos frágiles, el clavo o el tornillo de la cadera se puede salir del hueso. Sin embargo, las complicaciones de la post-cirugía a menudo son mortales sólo si el paciente sufre ya de otra condición médica seria.

La recuperación después de una cirugía a la cadera es un proceso muy largo. La estancia típica en el hospital dura de cuatro días a una semana, pero no es inusual periodos más largos. Por lo general, la terapia kinesiológica comienza en el mismo hospital y consiste en re-educar al músculo a hacer tareas comunes, como caminar, vestirse, equilibrarse, etc. Si bien la cadera puede sanar rápidamente, la recuperación total del paciente toma cerca de 9 meses en promedio.

Cerca de 25 % de víctimas de una fractura de cadera experimentan una recuperación completa. Cincuenta por ciento necesitará utilizar a un bastón o un caminador y cerca del 20 por ciento tendrán que vivir permanentemente en una casa de reposo.

Prevención

Lo ideal es tratar de prevenir las fracturas de cadera evitando que nuestro ser querido se caiga. Sin embargo, las personas que ya sufrieron una fractura de cadera tienen más posibilidades de caerse. Luego, la mejor forma de prevenir es asegurándose que la persona viva en un ambiente seguro y se mantenga lo más saludable posible.

Algunas recomendaciones para disminuir la probabilidad de caida son:

  • La iluminación no debe ser demasiado débil o directa y los interruptores deben ser accesibles.
  • Las alfombras deben estar fijada al piso.
  • Los cuartos de baño deben tener una silla para bañarse o gomas anti-deslizantes, barras para afirmarse y el WC debe ser lo suficientemente alto.
  • Las sillas deben ser estables (sin las ruedas) y con brazos.
  • Los artículos de cocina de uso frecuente deben estar al nivel de la cintura o en estantes bajos, se debe colocar gomas anti-deslizantes delante del fregadero y utilizar cera antideslizante en el piso.
  • Las escaleras deben tener barandas y escalones anti-deslizantes.

Hay varias otras simples sugerencias que pueden ayudar a prevenir caídas y fracturas de la cadera. Las personas mayores deben chequearse los ojos regularmente, usar zapatos planos y de suela dura, y estar concientes de los efectos secundarios de las medicinas. También se puede usar prendas acolchadas en la cadera para reducir al mínimo el impacto de una caída. Por último, es muy recomendable que aumenten su densidad ósea con suplementos supervisados por un médico.

El ejercicio es imprescindible para prevenir caídas. Se recomienda un régimen que incluya:

  • Trabajo aeróbico que eleve la capacidad del corazón y de los pulmones.
  • Un programa para fortalecer los músculos.
  • Ejercitarse en diversas superficies -tales como alfombras, escaleras y piedras- de modo de mejorar su equilibrio.

Otros Temas

Mantener la mente despierta.
Senior Suites

Mantener la mente despierta.

Es evidente que muchas personas mayores no son responsables de que sus capacidades mentales fallen. Pero sí resulta conveniente aplicar una serie de pautas que, en circunstancias normales, pueden contribuir a mantener despierta la mente. El cerebro se renueva durante toda la vida. Una de las cosas más excitantes que han comprobado los neurólogos es […]

Leer más
Cómo prevenir y detectar la desnutrición en la tercera edad.
Senior Suites

Cómo prevenir y detectar la desnutrición en la tercera edad.

Es común que durante la tercera edad se presenten problemas de desnutrición debido a que disminuye el consumo de alimentos y la capacidad de absorber nutrientes, además de que hay dificultad para masticar Y también, con el paso del tiempo, el metabolismo (proceso que permite asimilar adecuadamente vitaminas, minerales, proteínas y grasas) se hace lento, lo cual […]

Leer más