Temas de Interés

Senior Suites

El estrés promueve la pérdida de memoria en la tercera edad

Más recientemente, un estudio en animales muestra que los mayores niveles de hormonas del estrés pueden acelerar a corto plazo la pérdida de memoria en los adultos mayores. Los resultados indican que la forma en que su cuerpo responde al estrés puede ser un factor que influye en la forma en que su cerebro envejece con el tiempo. Según Business Standard:

 

“Los ratones con altos niveles de la hormona del estrés corticosterona mostraron cambios estructurales en el cerebro y declive de memoria a corto plazo.

 

Robert Sapolsky, PhD, dijo que los animales de mayor edad con mayores niveles de hormonas del estrés en la sangre tuvieron cortezas frontales “mayores” que los animales con menos hormonas de estrés, por lo tanto, el estrés puede actuar como un marcapasos del envejecimiento en esta región del cerebro clave.”

 

Investigaciones anteriores también ha relacionado el estrés crónico con el deterioro de la memoria en el trabajo. Otras investigaciones recientes sugieren que el estrés puede incluso acelerar la aparición de la demencia más aguda conocida como la enfermedad de Alzheimer, que en la actualidad afecta a unos 5.4 millones de personas que viven en Estados Unidos, incluyendo una de cada ocho personas de 65 años y más de edad.

 

Afortunadamente, existen investigaciones convincentes que muestran que el cerebro tiene una gran plasticidad y capacidad de regeneración, que puede controlar a través de su alimentación y buenas elecciones en su estilo de vida.

 

En base a los hallazgos que vinculan la demencia con el estrés crónico, contar con herramientas eficaces para abordar el estrés puede ser una parte importante en la prevención de Alzheimer, además de lograr y mantener una salud óptima en general.

 

Efectos del estrés sobre la función de la memoria y el envejecimiento cerebral

 

Según lo informado por la Universidad de Iowa, donde se realizó la investigación destacada, los niveles elevados de cortisol afectan su memoria, lo que provoca una pérdida gradual de sinapsis en la corteza prefrontal.

 

Esta es el área del cerebro asociada con la memoria a corto plazo. El cortisol, una hormona del estrés- tiene básicamente un efecto “corrosivo”, lo que desgasta con el tiempo la sinapsis responsable de la memoria de almacenamiento y el procesamiento:

 

“Este proceso a corto plazo que mejora el cortisol es crítico para la supervivencia. Promueve la superación y ayuda a responder a los desafíos de la vida haciéndonos más dispuestos y capaces de pensar razonablemente.

 

Pero el aumento anormalmente prolongada o elevado en cortisol – como lo que sucede cuando presenciamos estrés a largo plazo – puede llevar a consecuencias negativas que numerosos organismos de investigación han demostrado que incluye problemas digestivos, ansiedad, aumento de peso y presión arterial alta.”

 

Los investigadores sugieren que es posible que pueda proteger la función de su memoria en años futuros al normalizar sus niveles de cortisol. Esta intervención sería especialmente benéfica para personas que están en alto riesgo de cortisol elevado, como los que están deprimidos o están lidiando con el estrés a largo plazo después de un evento traumático.

El estrés puede desencadenar la aparición clínica de la enfermedad de Alzheimer

 

El año pasado, investigadores argentinos presentaron evidencia que sugiere que el estrés puede ser un desencadenante en la aparición de la enfermedad de Alzheimer. El estudio encontró que el 72 por ciento casi tres de cada cuatro de los pacientes de Alzheimer habían experimentado estrés emocional grave durante los dos años anteriores a su diagnóstico.

 

En el grupo de control, sólo el 26 por ciento, o uno de cada cuatro, había sido sometido a mayor estrés o el dolor. La mayor parte del estrés experimentado por el grupo de la enfermedad de Alzheimer involucro:

 

Dolor por un perdida; muerte de un cónyuge, pareja o hijo
Experiencias violentas, como asalto o robo
Accidente automovilístico
Problemas financieros
Diagnóstico de una enfermedad grave de un familiar

 

Según el autor principal, el Dr. Edgardo Reich:

 

El estrés, de acuerdo con nuestros resultados, es probablemente un desencadenante de los síntomas iniciales de la demencia. Aunque yo descarto el estrés como monocausal (único factor) en la demencia, la investigación está solidificando la evidencia de que el estrés puede desencadenar un proceso degenerativo en el cerebro y precipitar una disfunción en el sistema neuroendocrino e inmunológico. Es un hallazgo observacional y no implica causalidad directa. Se necesitan más estudios para examinar detalladamente estos mecanismo sen detalle.

Otros Temas

Senior Suites

Lo que debes saber sobre la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y autoinmune que afecta las articulaciones, causa inflamación, dolor y rigidez. Su causa se desconoce, sin embargo, es el sistema inmunológico del cuerpo el que desempeña un papel importante en la inflamación y el daño que ocasiona. Lo grave de este mal es que es potencialmente incapacitante y reduce la esperanza […]

Leer más
Senior Suites

La persistencia y el optimismo serían claves para disfrutar de la tercera edad.

Un estudio que se realizó en la University College de Londres (UCL), que fue publicado en la revista especializada PNAS, demuestra la enorme incidencia de las actitudes y pensamientos cotidianos en la calidad de vida de las personas. De acuerdo a la investigación, la clave para poder disfrutar de la tercera edad no estaría en […]

Leer más