Temas de Interés

Senior Suites

El estado físico como protector del cerebro en la tercera edad.

Una nueva investigación muestra que en adultos mayores, las diferencias relacionadas con la salud del cerebro, específicamente la fuerza de las conexiones entre las diferentes regiones cerebrales, varían de acuerdo al estado físico de la persona.

 

Estos resultados sugieren que una mayor capacidad cardiorrespiratoria (medida de resistencia aeróbica) está relacionada con conexiones cerebrales más fuertes y una mejor función cerebral durante la tercera edad. La investigación fue realizada en el Instituto Beckman de Ciencia Avanzada y Tecnología (Illinois, USA).

 

Los resultados del estudio, que fueron publicados hace unos días en la revista Neuroimagen, ofrecen la evidencia más fuerte hasta la fecha de que una buena condición física en un adulto mayor puede tener beneficios sustanciales para la salud del cerebro, en términos de las conexiones funcionales de sus diferentes regiones.

 

Existen muchas formas de evaluar la salud del cerebro, una de ellas mide la fuerza de las conexiones entre las diferentes regiones del mismo mientras la persona está completando un trabajo o durante un estado de reposo. Las investigaciones han demostrado que algunas de estas conexiones se debilitan con la edad, deteriorando la salud del cerebro.

 

Utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI), los investigadores midieron la fuerza de estas conexiones en adultos jóvenes y en adultos mayores, en ambos casos en reposo. Como era de esperar, la mayoría de las conexiones eran más débiles en los adultos mayores en comparación con los adultos jóvenes.

Sobre la base de estos hallazgos, los investigadores examinaron el papel de la capacidad cardiorrespiratoria en estado de reposo en adultos mayores.

 

 

El estado físico de una persona está determinado por la eficiencia con la cual el individuo utiliza el oxígeno durante una actividad física, por ejemplo, correr en una cinta.

 

 

Otros factores, además de la actividad física habitual, pueden alterar la manera en que el estado físico afecte la salud del cerebro de una persona. Por ejemplo, su composición genética puede influir en la condición física y en la salud general del cerebro.

 

Los investigadores encontraron una relación entre el estado físico y la fuerza de las conexiones entre ciertas regiones del cerebro en los adultos mayores que era independiente de su nivel de actividad física habitual. Un dato alentador es que los beneficios del estado físico parecen ocurrir dentro de un rango bajo a moderado de resistencia, esto quiere decir que los beneficios para el cerebro no dependen de estar muy en forma.

 

El estudio llega a la conclusión de que hay un papel importante de la capacidad cardiorrespiratoria, más allá de la actividad física habitual, en la salud del cerebro de los adultos mayores. Esto sugiere que el cuerpo de algunos individuos se adapta mejor que otros a la actividad física natural, es decir, a aquellos movimientos físicos que hacemos sin necesariamente practicar deportes.

Sin dudas que este tipo de investigaciones ayudan a comprender de que forma el estado físico puede proteger a una persona del deterioro cognitivo y de la demencia relacionada con la edad.

Otros Temas

Senior Suites

Lo que debes saber sobre la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y autoinmune que afecta las articulaciones, causa inflamación, dolor y rigidez. Su causa se desconoce, sin embargo, es el sistema inmunológico del cuerpo el que desempeña un papel importante en la inflamación y el daño que ocasiona. Lo grave de este mal es que es potencialmente incapacitante y reduce la esperanza […]

Leer más
Senior Suites

La persistencia y el optimismo serían claves para disfrutar de la tercera edad.

Un estudio que se realizó en la University College de Londres (UCL), que fue publicado en la revista especializada PNAS, demuestra la enorme incidencia de las actitudes y pensamientos cotidianos en la calidad de vida de las personas. De acuerdo a la investigación, la clave para poder disfrutar de la tercera edad no estaría en […]

Leer más