Temas de Interés

Calidad de vida en la tercera edad
Senior Suites

Calidad de vida en la tercera edad

Una vida digna y de calidad es el objetivo de la ética desde los griegos hasta nuestros días. En la sociedad contemporánea se ha conseguido un cierto bienestar: alimentación, vivienda, educación que podría traducirse en un estado de felicidad, pero, justo con ese relativo bienestar aparece una tendencia al consumismo, el ideal tener–valer, que promociona un tipo de hombre competitivo, insolidario, excesivamente especialista y poco preocupado por el conjunto.

 

Una vida de calidad satisfactoria ha de ir dentro de una integración comunitaria y cultural, cuando el ser humano percibe que su vida tiene sentido y sus aspiraciones reales se van cumpliendo y los demás reconocen su valor, se siente feliz y vive una vida de calidad y está más capacitado para ser feliz.

 

El proceso de envejecimiento de nuestro organismo no es solo biológico sino también mental, espiritual, social, ambiental, económico y cultural, las personas mayores son un colectivo muy extendido en las sociedades contemporáneas, dado que los medios científicos de hoy para alargar la vida son excelentes.

 

En las sociedades avanzadas los miembros de la tercera edad pasan de ser miembros activos y productivos a jubilados y en algunos casos dependientes de la economía familiar, lo que lo lleva a un asilamiento, dependencia y en algunos casos al abandono.

 

En definitiva cuando el adulto mayor adopta ante la vida una actitud dinámica, emprendedora y optimista tiene muchas probabilidades de vivir su última etapa vital con dignidad y calidad, las personas que participan de actividades de grupo mantienen un nivel de salud de mayor calidad que los individuos aislados, así mismo la formación permanente y la actividad intelectual ayuda a los adultos mayores a mantenerse dinámicos y experimentan una mejor calidad de vida.

 

Pero la vida está amenazada por la enfermedad, por eso la salud es el deseo y un pilar de todo anhelo de felicidad, el dolor y el sufrimiento van apegados al vivir humano, sin embargo nadie desea sufrir por sufrir, no podemos identificar ancianidad con enfermedad. Es innegable que muchos adultos mayores padecen enfermedades y cierto deterioro de su salud, es entonces cuando la sociedad y la familia deben ayudar a superar esa deficiencia o desequilibrio.

 

Ser mayor y dependiente no significa que la vida carezca de sentido, aunque estén al margen de actividad productiva, poseen y son portadores de sabiduría que nadie mas que ellos puede transmitir.

 

La vejez también puede ser una etapa tan sana como otras, la inteligencia, el aprendizaje, la experiencia, la personalidad y los sentimientos son funciones que el hombre no pierde con la edad y se pueden enriquecer siempre y cuando encuentren un ambiente propicio.

 

Para ello conviene dar los siguientes pasos: ayudar al adulto mayor a valorarse dándole la oportunidad de formar parte del sistema productivo, la familia debe contribuir a que recupere su rol y función debido a su experiencia y su buen saber, escucharlo en sus opiniones y expectativas, desarrollar un proceso de educación que le permita alcanzar un estado de bienestar biológico, psicológico y social, aunque parezca obvio que perciba que es querido y respetado en su familia, facilitar la relación y convivencia con personas a las que pueda ayudar y sentirse realizado.

 

Una comunidad que se precie de humana y ética debe saber compaginar la responsabilidad del quehacer presente con el recuerdo y la estima a la tradición y los mayores son la personificación de esa tradición y ese saber al que nunca podemos renunciar, si no queremos perder la dignidad de humanos, la sociedad siempre deberá arbitrar modos de atención y reconocimiento a los adultos mayores por deber y justicia, pero también debemos aprender a envejecer, siendo previsores en el cuidado de la salud y en la planificación económica, educándonos y modelando nuestro carácter.

 

La madurez debe consolidar nuestra inteligencia para hacernos útiles y necesarios hasta el ultimo momento.

Otros Temas

Estudios refutan que los mayores tengan menos capacidad de aprender.
Senior Suites

Estudios refutan que los mayores tengan menos capacidad de aprender.

A pesar del prejuicio de que las personas mayores tienen menor capacidad de aprendizaje, diversas investigaciones demuestran que esta población presenta actividad en regiones del cerebro inactivas en adultos jóvenes, lo que permitiría compensar la disminución en otras áreas que se utilizan durante la etapa previa de la vida, afirmó el neurocientista Roberto Cabeza, de […]

Leer más
Lácteos en la dieta de los mayores.
Senior Suites

Lácteos en la dieta de los mayores.

Los lácteos son muy beneficiosos para la salud de los mayores, por su contenido en calcio y otros nutrientes necesarios para una buena densidad ósea y una dieta equilibrada. Conoce las variedades más indicadas para ti. Hoy en día existe una amplia variedad de productos lácteos de los que las personas mayores pueden obtener importantes beneficios para […]

Leer más