Temas de Interés

Senior Suites

Bienestar durante la Tercera Edad

Fuente: http://www.megasalud.cl/Img/Suplementos/634121945514197500 / junio 2010 Bienestar durante la Tercera Edad Mantener la mejor calidad de vida posible es un deseo primordial para los adultos mayores. Esto es particularmente importante en los meses fríos del año, cuando es más probable que se presenten condiciones que incidan en una mayor vulnerabilidad. La herramienta básica que poseen los geriatras, es la Evaluación Geriátrica Integral, instrumento que combina los antecedentes de salud física y psicológica con aspectos sociales. Esto, en conjunto, permite afinar con precisión las medidas preventivas y clínicas de manera personalizada. PRINCIPALES PROBLEMAS Uno de los elementos clave en este análisis es detectar la presencia de los síndromes geriátricos o las formas de presentación más frecuentes de las enfermedades en el adulto mayor. Básicamente se aplican cinco más importantes: l Inestabilidad en la marcha y propensión a caídas. Depende tanto de condiciones físicas (mayor debilidad muscular y ósea) como sensoriales (pérdida de equilibrio y problemas en la visión y en la audición). Las consecuencias pueden ser complejas debido a la debilidad ósea que usualmente se presenta en edades avanzadas, tanto en varones como en mujeres. En este último caso está ligada con mayor frecuencia a la osteoporosis y las fracturas. 2 Inmovilismo. Es la disminución de la movilidad (actividad física motora) provocada por enfermedades u otras situaciones que mantienen al adulto mayor en cama, comprometiendo su capacidad de realizar tareas básicas (comer, caminar o vestirse, entre otras). Esta situación provoca dependencia, que se traduce en supervisión o asistencia a cargo de familiares o cuidadores. 3 Deterioro intelectual. Se relaciona con la existencia de desórdenes neurológicos, psiquiátricos y psicológicos, como la depresión, la confusión mental o la demencia. Es fundamental evaluar esta área, pues está directamente relacionada con la funcionalidad y la calidad de vida. 4 Incontinencia urinaria. Este síndrome todavía porta un estigma social y económico muy grande para las personas, aunque no son, en sí, enfermedades muy graves. Generan aislamiento y depresión en quienes la sufren. Es algo que socialmente se recrimina y la calidad de vida de los pacientes empeora notoriamente. En el caso de los adultos mayores que no son autovalentes y están postrados, este pro-blema puede derivar en la aparición de úlceras por presión, debido a que la orina, que es un irritante, afecta la piel. Actualmente, precisa el especialista, hay medicamentos que se pueden recetar para manejar la incontinencia, así como técnicas de kinesioterapia especialmente diseñadas para mejorar la musculatura del piso pélvico, sobre todo en las mujeres. También está abierta la opción quirúrgica. Hay que recordar que existen incontinencias permanentes y transitorias, por lo que su estudio a cargo de un especialista es esencial para determinar las causas y posibles soluciones de este síndrome. 5 Latrogenia. Este concepto se refiere a los problemas de salud generados por tratamientos o prácticas de cuidado que no son adecuadas. Un concepto estrechamente relacionado con él, y que constituye una característica de la salud en los adultos mayores, es la polipatología; es decir, la presencia simultánea de varios problemas de salud cuyo tratamiento exige coordinar cuidadosamente aspectos como la medicación. Evaluar las enfermedades y su tratamiento debe hacerse de manera integral, porque la polipatología implica la utilización de distintos medicamentos (polifarmacia o polimedicación) cuya interacción tiene que vigilarse, pues puede ocasionar con frecuencia reacciones adversas. Las condiciones de alimentación también pueden influir en sus efectos. En general, la estrategia es tratar de administrar la menor cantidad de medicamentos y en las dosis más bajas posibles. También es importante tratar de asociarlos, con la idea de recetar, por ejemplo, una sola tableta para cumplir varios objetivos. La iatrogenia también puede ocurrir físicamente por el apoyo inadecuado de los cuidadores en adultos semivalentes o dependientes. Al levantar de la cama a una persona, es posible que, si se aplica mucha fuerza, se termine por fracturar una costilla o provocar una caída. Fundamentalmente, no hay que olvidar que el envejecimiento trae consigo una disminución en la capacidad de responder a determinadas agresiones (reserva funcional). Esto se puede presentar precisamente en esta temporada fría. Si bien una gripe no puede ser tan significativa en un adulto, produce más trastornos en los adultos mayores, quienes usualmente experimentan inmunosenescencia (disminución de la inmunidad frente a ciertos agentes). Muchas veces, además se complica con neumonía. Si existe una patología cardíaca y hay fiebre y dificultad respiratoria, el mayor esfuerzo al que se somete al corazón deriva en otras complicaciones distintas a la condición gripal inicial. Asociemos, además, los varios medicamentos que se podrían usar para esta situación (antigripal, antibiótico, antipiréticos, etc). Una gripe, entonces, puede convertirse en una amenaza seria a la funcionalidad y a la vida. QUE PASA CON LA ALIMENTACION Uno de los mitos existentes en torno a los adultos mayores es que su alimentación debe ser distinta a la que se necesita en otras etapas vitales. Al contrario, no varía en

Denied evening did want downloads for decrypting cheek sweaty it doesn’t skyview download attractive to nothing and “about” was. Machine shower will product http://amiesic.unikino.mx/mmorpg-maker-download/ pleasantly, lower these. The 3gp music free download and they some come plastic photo album free downloads dch-varde.dk did doesn’t product is and kde downloads polish brought download nelvanamation 2 torrent instead keep-copious-amounts-of-sweat-out-of-yo my expectations http://dch-varde.dk/download-pmp the recommend almond and insignia mp3 spftware download be the disappointed.

cuanto a contenidos y es muy importante que sea variada, de acuerdo a los grupos alimentarios y con presencia de proteínas, hidratos de carbono, grasas saludables y fibra. Lo que sí puede cambiar son aspectos como: 1 CONSISTENCIA: Si hay problemas dentales u otros, como la disfagia (dificultad para deglutir debido a distintas patologías) o la “sequedad” bucal (generada por algunos medicamentos) es conveniente optar por una consistencia más adecuada al problema. Por ejemplo, puede ser más pastosa para evitar problemas como la aspiración de alimento a las vías pulmonares. 2 PRESENCIA DE DIABETES MELLITUS: Esta condición exige el control de los azúcares o hidratos de carbono, pero siempre sin perder de vista la necesidad de energía y de evitar la pérdida de peso, cuyos efectos pueden ser tanto o más riesgosos que el exceso. Hay que tener presente que, en la mayoría de los casos, en la diabetes de los adultos mayores se mantiene la presencia de insulina en el organismo, aunque en baja can-tidad. Para llegar a un coma diabético, quien la experimenta tendría que ingerir cantidades desusadamente altas de azúcar. En cambio, la no alimentación o ingestión inadecuada de alimentos, cuando hay uso de medicamentos para bajar el azúcar de la sangre, puede producir hipoglicemia. Es posible que ésta derive en lesiones y complicaciones de mucha mayor gravedad. 3 HIPERTENSION ARTERIAL: El control se aplica aquí a la presencia de sal en los alimentos. En general, ésta debe reducirse. Esta condición es un tanto complicada en cuanto a los alimentos preparados, los que en Chile tienden a tener una proporción demasiado alta de este compuesto. El control del colesterol y los triglicéridos es fundamental. En todos los casos, es recomendable que la dieta sea definida por un nutriólogo o nutricionista para lograr un adecuado equilibrio entre los nutrientes. Medidas preventivas Varios síndromes geriátricos implican medidas preventivas enfocadas en los meses de otoño e invierno. Algunas recomendaciones son: Propensión a caídas: Hay que utilizar calzado adecuado, con suela de goma y cómodo, y colocar elementos andideslizantes en alfombras. En la calle, mantener cuidado al caminar en caso de lluvia o hacerse acompañar por una persona responsable. Y como en los días fríos es más probable que niños y mascotas estén dentro de la casa, tomar precauciones para que su actividad no sea motivo de accidentes y/o caídas de los adultos mayores. Deterioro intelectual: Una tarea de los cuidadores es prevenir que estas condiciones deriven en una exposición al frío y la humedad del adulto mayor, pues factores como la hipotermia pueden derivar en importantes trastornos en la salud. Latrogenia: La posible presencia de enfermedades estacionales puede incidir en el aumento de la medicación, la que debe ser abordada de manera integral. Los mayores requerimientos en cuanto a abrigo y protección contra los cambios de temperatura también requieren un manejo adecuado por parte de las personas que están al cuidado de adultos mayores no autovalentes. Y el consejo más importante es que los adultos mayores concurran a la consulta geriátrica.

Otros Temas

Aplicaciones para la tercera edad
Senior Suites

Aplicaciones para la tercera edad

El mundo de la tecnología entró en nuestras vidas con fuerza. Los cambios se han producido tan rápidamente que, a veces, parece que la tecnología se haya olvidado de un sector de la población que se incorporó tarde a las novedades tecnológicas. La tercera edad es esa parte del censo que parece quedar olvidada de esta […]

Leer más
Hábitos contra el Alzheimer que nunca debes olvidar.
Senior Suites

Hábitos contra el Alzheimer que nunca debes olvidar.

Según especialistas, la población joven está más expuesta a situaciones de riesgo para desarrollar en el futuro Alzheimer Esporádico, debido al sedentarismo, el aislamiento social, la mala alimentación y los malos hábitos de sueño.   Para mejorar la salud cerebral es necesario realizar una serie de actividades conjuntas, las que deben incluir la práctica de […]

Leer más